Entregaron el Premio Houssay al Dr. Rodolfo Wuilloud, docente e investigador de la Facultad

19 de diciembre de 2017, 14:26.

Entregaron el Premio Houssay al Dr. Rodolfo Wuilloud, docente e investigador de la Facultad

El Dr. Rodolfo Wuilloud recibiendo la medalla del Premio Houssay 2016 Ampliar imagen


En el Museo de la Casa Rosada el pasado 07 de diciembre se entregaron los Premios Houssay, Houssay Trayectoria y Jorge Sabato, para homenajear a los miembros más destacables de la comunidad científica en 2016. El Dr. Rodolfo Wuilloud, docente e investigador de esta casa de estudios, fue galardonado con el Premio Houssay 2016.

Los galardones apuntan al fomento y jerarquización de la actividad científica en el país, mediante el reconocimiento de un prestigioso jurado e incentivos económicos., y destacan a quienes han aportado significativamente a la producción de nuevos conocimientos, la generación de descubrimientos de impacto social, al desarrollo de innovaciones tecnológicas de impacto productivo y a la formación de recursos humanos.

En el acto fue entregada además la Distinción Investigador de la Nación al Dr. Gabriel Rabinovich. Dicho premio consta de un diploma, una medalla de oro y la suma de 1 millón de pesos. Rabinovich fue premiado en la categoría Houssay Trayectoria por el área de Ciencias Biológicas (molecular, organismos y sistemas) y Bioquímica.

Por su parte, los Premios Houssay Trayectoria, que reconocen a investigadores mayores de 45 años, se otorgaron al doctor en Física Osvaldo Civitarese, quien ha desarrollado una interfaz entre la física nuclear, de partículas y del neutrino, y actualmente es el responsable del proyecto internacional ANDES (Agua Negra Deep Experiment Site); a la doctora en Sociología Catalina Wainerman, que ha sido pionera en múltiples temáticas dentro de las Ciencias Sociales, tales como la participación económica femenina y el rol de la educación en el desarrollo económico; al investigador Roberto Salvarezza, quien ha centrado su obra en la fisicoquímica de superficies, nanociencias y nanoscopías, ha publicado en las mejores editoriales internacionales sobre nanociencias, es coautor de cuatro patentes y ha participado en diversos servicios de asistencia técnica; y al doctor Gabriel Rabinovich, dada su tarea e influencia en el campo de la Química Biológica. En cada una de las disciplinas, los ganadores obtienen una medalla, un diploma y la cifra de 200 mil pesos.

El premio Jorge Sabato lo ganó la doctora Graciela Font, quien lideró el proyecto “Yogurito Escolar, el Probiótico Social”, considerado un caso emblemático de interacción entre los sectores de ciencia, técnica, empresas, Estado y sociedad. Los resultados del mismo fueron transferidos al gobierno de Tucumán, a otras provincias y municipios mediante convenios con el CONICET.  Los beneficios que aporta Yogurito a la salud fueron comprobados mediante estudios clínicos que demostraron el aumento de las defensas naturales, la disminución significativa de eventos infecciosos de las vías aéreas superiores, y la disminución de la frecuencia de parasitosis.

Premios Houssay:

Los Premios Houssay, destinados a investigadores menores de 45 años, fueron para: la doctora en Matemática Sonia Natale, por su labor en álgebra, especialmente en las estructuras de categorías tensoriales y de fusión, y las estructuras relacionadas; el investigador José Estévez, dedicado a la Biología celular, molecular y del desarrollo vegetal, particularmente a las bases moleculares del crecimiento polarizado; el doctor Rodolfo Willoud, por sus aportes en Química ambiental y su activo rol en la formación de recursos humanos y gestión universitaria; y  el doctor en Biología Rolando González-José, quien entrecruza la Antropología y la Biología en el estudio de la evolución humana. En cada una de las disciplinas, los ganadores reciben una medalla, un diploma y la cifra de 120 mil pesos.

Los ganadores de cada categoría se definen en base a una nómina en orden de mérito, confeccionada por un  Consejo asesor integrado por personalidades de reconocida trayectoria en el sector científico y académico, que actúa como órgano de consulta acerca de las bases y condiciones elaboradas por el Ministerio para su implementación. Luego, a partir de dicho listado el Poder Ejecutivo selecciona al Investigador de la Nación.

Fuente: MINCYT

Trayectoria e investigaciones del Dr. Wuilloud

El Dr. Rodolfo Wuilloud nació en 1975 en la ciudad de Santa Fe, realizó sus estudios primarios en la Escuela Monseñor Carlos Macagno y los secundarios de Técnico Químico en la Escuela de Educación Técnica Dr. Manuel Pizarro, ambas de la ciudad de Santa Fe. Luego, a comienzos de 1999, egresó con el título de Licenciado en Química de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral y alcanzó sobre fines de 2001 el grado de Doctor en Química en la  Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia de la Universidad Nacional de San Luis. Posteriormente, se especializó en docencia universitaria en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCUYO.

Su trabajo de tesis doctoral y posteriores estancias en importantes centros de investigación en Estados Unidos, Alemania y Brasil, entre otros, le permitieron alcanzar una formación integral en Química, especialmente enfocada en diversas ramas de la Química Analítica. En el año 2005 se radicó en Mendoza de la mano del Programa Raíces, donde comenzó a impulsar el desarrollo de la investigación científica en Química Analítica en nuestro medio, generando un grupo de investigación activo en un ámbito de escaso desarrollo de la Química como es la provincia de Mendoza. Estas actividades lo llevaron a crear en la FCEN-UNCUYO, junto a colegas investigadores, becarios y estudiantes, el laboratorio del cual actualmente es Director, el QUIANID.

Las investigaciones del Dr. Wuilloud se centran en el desarrollo de nuevas tecnologías analíticas que puedan constituirse en herramientas más eficientes (sensibles, rápidas, selectivas, económicas, etc.) para el análisis químico de contaminantes y principios activos en el ambiente, los alimentos y sistemas biológicos, de modo que puedan ser adoptadas por laboratorios analíticos de la industria y la academia. En este contexto, desarrolla métodos analíticos innovadores para el estudio de metales tóxicos y esenciales, sus asociaciones químicas a biomoléculas y metabolización en sistemas vivos, constituyendo un tema de frontera como es la Metalómica. Además, trabaja en el diseño de nuevas tecnologías analíticas de separación y enriquecimiento de metales tóxicos y esenciales basadas en la aplicación de materiales y solventes de última generación (nanopartículas, materiales nanoestructurados, líquidos iónicos, polímeros, etc.). El desarrollo de estas tecnologías analíticas está dominada por la “Química Verde”, con el objeto de generar herramientas eficientes pero que a la vez se constituyan en alternativas más sustentables ambientalmente. Es decir, métodos que permitan el análisis químico pero que a la vez preserven nuestro ambiente.

Producto de su trayectoria, el Dr. Wuilloud ha publicado alrededor de 100 trabajos en revistas de alto impacto, aportando con metodologías avanzadas, sobre temas de gran actualidad relacionados con las ciencias y tecnología de los materiales, de la Tierra, del medio ambiente y los alimentos. Su trabajo tiene reconocimiento internacional en la comunidad científica, ya que es citado frecuentemente por otros autores (factor H=39) y ha sido invitado en varias ocasiones al dictado de conferencias en eventos de gran relevancia. En 2011 fue distinguido con el  Premio estímulo “Venancio Deulofeu” en Química otorgado por Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, mientras que en 2012 recibió el Premio estímulo a jóvenes  científicos en Química de la Fundación Bunge y Born.

Su trabajo docente lo desarrolla en la FCEN-UNCUYO desde el 2008 dictando diversos cursos de grado y posgrado de Química Analítica. También realiza una intensa labor docente a través de la formación de nuevos investigadores de niveles iniciales, doctorales y posdoctorales, principalmente becarios del CONICET que trabajan en el QUIANID y que conforman las futuras generaciones de químicos analíticos mendocinos.