Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Séptimo aniversario de la Facultad

Hoy se cumplen 7 años desde que el ICB se transformara en FCEN. En el marco de esta celebración se presentó un libro que aborda la historia de la institución y de las ciencias básicas en la UNCuyo, narrada por sus propios protagonistas.

31 de marzo de 2021, 09:01.

Séptimo aniversario de la Facultad

El decano de la Facultad, Dr. Néstor Ciocco, durante la presentación del libro. Ampliar imagen


Estimados/as miembros de la comunidad académica: hoy se cumplen 7 años desde que la Asamblea Universitaria, el 31 de marzo de 2014, aprobara por unanimidad la transformación del ex Instituto de Ciencias Básicas (ICB) en la actual Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo). 

En el marco de esta celebración se realizó ayer martes la presentación del libro Historia de un Proyecto Transgeneracional: Las ciencias básicas en la Universidad Nacional de Cuyo. Luego de un arduo y sólido trabajo, tanto de los coordinadores Dr. Ramón Piezzi y Dr. Manuel Tovar, como del Decano Dr. Néstor Ciocco, se presentó el libro que aborda la historia de la Facultad y de las ciencias básicas en la Universidad Nacional de Cuyo, narrada por sus propios protagonistas.

Captura de pantalla de la presentación con los/as autores, coordinadores y autoridades universitarias.

 

A continuación, uno de los coordinadores del libro, Dr. Piezzi, sintetiza cómo fue el proceso hasta llegar a la creación FCEN:

"Las ciencias exactas comenzaron a desarrollarse en la UNCuyo en 1949 en el instituto de Ciencias Puras, que se convierte en Departamento de Investigación Científica (DIC), fundado por el rector Dr. Ireneo Cruz.

Como consecuencia de la disolución del DIC por la intervención en la universidad del gobierno militar en 1956, el desarrollo de las ciencias básicas quedó limitado a las unidades académicas de San Juan y San Luis. La creación de las universidades nacionales de esas provincias, en 1973, dejó a la UNCuyo sin actividades específicas de docencia e investigación en biología, física, matemática y ciencias de la tierra y de la atmósfera, con excepción del Instituto Balseiro.

Para atender esa falencia, el Consejo Superior creó en 1992 el Instituto de Ciencias Básicas, unidad de investigación de carácter interdisciplinario cuyo objetivo era promover la investigación, la enseñanza y la formación de recursos humanos. Hasta 2004, sus actividades estuvieron orientadas principalmente a la investigación y la capacitación del personal docente y científico de la universidad".

Piezzi, figura central en la materialización de esta institución, señala que la creación del ICB "es una continuación y reiteración del espíritu tradicional de nuestra universidad hacia el cultivo de las ciencias. Se constituyó como estructura transgeneracional y con visión interdisciplinaria extendió su influencia hacia todos los ámbitos donde se cultivan las ciencias básicas, promoviendo su organización  y consolidación”.

Sobre su particular experiencia, Piezzi señala que, desde su inicio, "ha dedicado sus esfuerzos a la formación y capacitación de recursos humanos creando un ámbito de disciplina científica, creciendo en su actividad de actualización y difusión; participando y comprometiendo a profesionales dedicados a la docencia e investigación. Extendió además su influencia hacia otros estamentos dentro y fuera de la universidad”.

“El ICB desarrolló una tarea exitosa en la región acompañada por la consolidación organizacional y académica. Jóvenes egresados como licenciados y profesores así como investigadores, tesistas y becarios influyeron en una manera de pensar interdisciplinaria que impacta en nuestra cultura científica y universitaria”, concluye Piezzi.

Ficha del libro Historia de un Proyecto Transgeneracional: las ciencias básicas en la Universidad Nacional de Cuyo

En 1973, la Universidad Nacional de Cuyo fue dividida con la creación en simultáneo de las universidades nacionales de San Juan y San Luis. Las ciencias básicas se convirtieron en los núcleos fundadores de las universidades recién creadas. Sin embargo, en la sede de Mendoza (que mantuvo el nombre de UNCuyo), estas dejaron de cultivarse de manera sistemática e institucionalizada. Recién en 1992 resurgió el Instituto de Ciencias Básicas para reparar este paréntesis, recreando un campo interdisciplinario y orientando la vocación de la Universidad hacia esas ciencias. La Asamblea Universitaria la reconoció como Facultad de Ciencias Exactas y Naturales el 31 de marzo de 2014.

Este libro, una verdadera memoria institucional, cuenta y documenta la historia de este sueño hecho realidad. Mirada al pasado y reflexión proyectada hacia el futuro. Concreción de una propuesta creativa y transgeneracional que ganó espacio a las resistencias y visiones estructuradas. Está narrado por sus propios protagonistas, miembros de la comunidad universitaria, quienes vuelcan en sus páginas los hechos que dieron lugar a la etapa fundacional y continuaron luego con la consolidación institucional y académica. Tiene un estilo dialógico, reforzado por testimonios que transmiten los logros alcanzados y las dificultades que se debieron superar.

El libro podrá ser adquirido a través de la tienda online de la Librería Universitaria a un precio promocional de $420 en preventa en el siguiente link. La promoción estará vigente durante un mes, desde el 17 de marzo hasta el 17 abril de 2021.

Para comprar el libro en la EDIUNC, puede hacer click aquí

Presentación del libro

Etiquetas:
aniversario | libro | transgeneracional