Feliz día del Químico/a

26 de noviembre de 2019, 11:49.

Feliz día del Químico/a

El Dr. Enrique Herrero Ducloux durante su juventud Ampliar imagen


Las autoridades de la Facultad desean felicitar a todos/as los químicos en su día, y agradecen el esfuerzo y dedicación para que esta casa de estudios mejore día a día.  El 26 de noviembre es el Día del Químico, en homenaje a Enrique Herrero Ducloux.

El 26 de noviembre del año 1901 egresó Enrique Herrero  Ducloux, primer Doctor en Química del país. Fue el primer egresado del doctorado en Química de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires.

También fue un  profesor universitario de vastísima trayectoria, decano de la  Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de la Plata y un químico de primer nivel en el país.

Nació en Navarra, España, el 6 de enero de 1877, pero viajó siendo niño a la Argentina con su familia, donde desarrollaría  su educación, su carrera profesional y su vida.

Cursó los estudios primarios y secundarios en Santa Fe y se  diplomó como maestro normal. Más tarde, fue secretario de la  Dirección Provincial de Escuelas, a la vez que era docente en  varias escuelas normales de la ciudad de Rosario.

En 1896, pasó a residir en Buenos Aires, y cursó estudios superiores en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y  Naturales de la UBA. En 1901, fue el primer doctor en química  (curso inaugurado en 1896) de la Universidad.

Poco tiempo después, se convirtió en profesor de la Facultad, donde dictó, en 1905, un curso sobre filosofía natural con el  título de Correlación de las ciencias naturales. Al mismo  tiempo, desarrollaba distintas actividades relacionadas con su  profesión en el Ministerio de Agricultura.

En 1919, inmediatamente después de la creación de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de La Plata, Herrero  Ducloux fue elegido decano de la misma. Fue él, además, quien  propuso el uso de las hojas de roble como el distintivo que  identifica a la Universidad Nacional de La Plata.

También fue Secretario de la Sociedad Científica Argentina (para la cual escribió, en 1923, la monografía relativa a Las  ciencias químicas, que formó parte de una importante colección editada por esa institución).

Durante su carrera profesional, elaboró varios libros  didácticos sobre química y física, y numerosos artículos de divulgación. También fue un habitual conferencista, con grandes dotes de divulgador, especialmente de los  conocimientos químicos, aunque también tenía amplios saberes acerca de mineralogía, hidrología y otras disciplinas.

En 1937 fue galardonado con el premio “Francisco P. Moreno”,  que concedía el Museo de La Plata, donde había trabajado  esforzadamente, junto a otros grandes científicos de principio de siglo.

Varios años después, en 1951, se le realizó un gran homenaje a su trayectoria docente y científica en la Sociedad Científica Argentina.

El doctor Enrique Herrero Ducloux murió en 1962.

Fuentes: Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, y Repositorio Digital Universidad de Salamanca.